9 de agosto de 2007

Aquí, tomando el fresco

Tomando el frescoDefinitivamente, ya nada es lo que era.

Hace un par de horas, circulando por la travesía de un pueblo de 110 habitantes (según el INE), me he fijado a lo lejos en un hombre de entre cuarenta y cincuenta años que, sentado solo en un banco de la plaza, parecía leer el periódico. Al menos el tamaño de lo que tenía delante daba esa impresión.

Cuando he pasado al lado he comprobado lo que tenía era el ordenador portátil abierto sobre las rodillas.

Ya veréis: El día menos pensado las abuelas de la Aldea del Arce aprenderán a cotillear por videoconferencia y me instalarán una webcam en la puerta de casa.

Ese día me hago ermitaño, palabra.

4 comentarios:

Enrique Monasterio dijo...

Donde las dan las toman. Pondré yo también un link de tu blog, que por cierto es muy bueno

la tía Clementa dijo...

¡Ay bonico! Me has puesto el dedo en la llaga. Yo no sé tus abuelas de la aldea del Arce...pero algunas, al que este puñetero mundo ya no nos gusta en demasía, si que echamos mano de algunas cosas modernas como el trasto este.
Lo del chisme ese que dices, la guencan, también me gusta. Mi nieta habla así con su amigo de Gualeguaichu, pero para fisgonear...
Y, oye, que los pueblos de ciento y pico habitantes serán pequeños, pero la gente que quiera subirse al carro, puede. ¿O no?
Un abrazo, hermoso.

chuliMa dijo...

bueno, hoy en dia hay unas cuevas muy monas (por si te quieres hacer de verdad ermitaño), tienen aire acondicionado, plasma y jacuzy en la puerta...
Así da gusto...

Muy entretenido su blog, amenazo con volver de vez en cuando
Shaluditos

Peggy dijo...

Hay una canción preciosa de Ismael Serrano cuyo título has mencionado al comienzo... "Ya nada es lo que era"... y es una pena en muchos aspectos, pero en otros con el cambio ganamos. Ahora... el día que te pongan la cámara web esa, no hace falta que te mudes... avisa, que voy allí guitarra en mano y la lío parda... verás como la acaban quitando.

Muy bueno tu blog "Gustavo"