9 de junio de 2007

Rectoral, sweet rectoral

BC

Una de las ventajas de ser soltero es que uno puede llegar a casa al atardecer, después de soportar doce horas de festejos gañanes pseudo-religiosos y ultra-aceitoso-etílicos, y manidos tópicos de dudoso gusto y menos gracia a costa del cura, y puede tranquilizarse preparándose un plato de queso curado con membrillo y hundiéndose en el sofá durante dos horas a ver cine de autor, en lugar de pagar el cabreo con la parienta.

Otra ventaja es que puedes usar el cajón de la verdura del frigorífico para las cervezas.

Y mañana más...

¿En qué ventanilla del cielo se presentarán las solicitudes para ángel exterminador?

4 comentarios:

gilgamesh dijo...

Y que me dices de poder ver en Tv el fútbol sin que nadie se enoje, o poder ir a dar un paseo sin que pase nada, o poder estar horas en silencio sin que nadie piense que has dejado de quererla, o...
No hay remedio, sigo queriendo a mi novia

dulcinea dijo...

....si encuentras la ventanilla esa..por favor no dejes de decírmelo....tengo miles de ganas de encontrarla¡¡¡ahhhhhhhhhhhhhhhhhh¡¡¡

Gerardo Omaña dijo...

letras de sueños hambrientos que tus manos plasman,
que se dejan oír como un silbido o rumor de sentimientos
buscando en el vacío los días eternos.

Recibe un beso en tu alma.

Rictus Morte dijo...

Es cierto que ser soltero, si es por elección propia, tiene enormes ventajas. Lo chungo es cuando uno es soltero por elección ajena, es decir, de ellas... ;)